miércoles, 30 de julio de 2014

Tu amor

Tu amor rompió todos los parámetros
de la ley de probabilidades,
se salió de lo común y cotidiano.
Tu amor, debo aceptarlo,
fue una banderita marcada 
entre mis pechos,
una risa tonta, un verso cursi
y la mitad de un ticket guardado
-como si fuera oro- 
de la última película que vimos juntos.
No sé, en realidad 
no quiero volverte a ver
después de tanto tiempo transcurrido.
Yo quiero recordarte tal cual eras,
bello, grande, con aquella sonrisa
que me atracó en despoblado
y me robó todas mis prendas,
con aquella boca invasiva y obscena
que me quitó el aliento 
y me arrancó
la ropa y los escrúpulos.
No, no quiero verte,
calvo, encorvado y ciego
por tanta catarata y ron,
por tanto sentido común que tuve
cuando me fui
y cuando dejé 
que te me fueras.

lunes, 28 de julio de 2014

SOY PARED

Hay una caja de clavos en mis versos,
no los uso.
No tengo cuadros que colgar,
diplomas que lucir,
atrapa sueños que me atrapen,
ni Buda al que suplicar
por lo que no espero,
ni Cristo al que regalárselos
por si se caen
los que tiene en las manos y los pies.
No tengo martillos,
no me caen del cielo 
las bondades de la nieve,
no tengo almanaques viejos,
ni retratos descoloridos,
ni ropa nueva 
que encerrar en un armario.
Para qué quiero clavos
si no tengo nada que clavar,
si no tengo paredes.
yo
soy
pared.

viernes, 25 de julio de 2014

Alguna metáfora

Tengo cincuenta y dos años
y todavía me mandan a hacer cola
como si fuera una adolescente,
todavía quieren que les diga camarada,
todavía aspiran a que salga en carrera
cuando llega el pollo al mercado,
todavía me piden carnet
cuando voy al cine
porque la película es porno
y yo tengo cara de niña.
Hace ocho años
que llevo la vida con calma,
dejé atrás el morbo,
el sexo en grupo,
las orgías de droga,
los cuchillos, las pipas
y las mañanas de hambre.
Tengo muchas razones para ser poetisa,
pues así, con alguna que otra metáfora
mandaré a freír espárragos
a todo el que me moleste,
desterraré de mi vida lo absurdo
y finalmente, freiré el pollo
que tanto esperé en una cola
llena de vegetarianas.

miércoles, 23 de julio de 2014

GRIFO ABIERTO


Lloraste mucho ese día,
lloraste tanto
que fallaron todos los pronósticos del tiempo
que anunciaban sequía y polvo.
Lloraste por sensible, por humano,
porque un adiós es demasiado
cuando un hombre no lo espera.
Lloraste tanto tiempo
que se inundaron todas las flores viejas
de nuestra sala
y ascendieron las aguas
formando un ancho lago
con aroma de sal y ausencias.
Lloraste a tal grado
que comenzaron a surgir de la nada
peces desconocidos,
un nuevo fitoplancton
donde tú, a grifo abierto,
has construido una nueva morada
en la que seguramente vivirás
con quien que me sustituya.

jueves, 17 de julio de 2014

Soneto divorciado


No le pidas más agua al aguacero,
no azotes mi paciencia de un portazo
pues te has ganado el limpio zapatazo
que te arrojé directo a tu trasero. 

Fui siempre la segunda, tú el primero 
en este matrimonio hecho cedazo,
pero ya he dicho ¡basta! de un zarpazo 
y le di tu peluca al panadero. 

¿Por qué yo he tolerado tanto abuso?
Te voy a hacer la cruz en el juzgado
y mientras tú maldices, yo celebro.

Y para rematar con lo inconcluso
cuando yo vuelva a hablar con mi abogado
será para embargarte hasta el cerebro.

miércoles, 16 de julio de 2014

Soneto de amor I

El verso que me roba las entrañas
en muchas soledades va tatuado 
desde la triste noche en que has marchado,
me miran desde el techo las arañas.

La rosa que arrancaron las guadañas,
el puño cruel que todo ha devastado.
Cavilo en mi jardín abandonado
mientras miro a lo lejos las montañas.

La sombra que me sigue, al abrazarme
me deja la añoranza de un latido
que es todo lo que al fin pudiste darme.

Aun vive el corazón, no se ha extinguido.
Si tú te has empeñado en olvidarme,
pregúntame si yo lo he conseguido.

martes, 15 de julio de 2014

Virgen dormida

Paseando por El Valle, mirando tu santuario, 
escribo el blanco verso de una Virgen que duerme,
inmaculada y bella, teñida por las nubes,
que triunfa sobre el  tiempo mientras callada, espera.

He entrado a tus umbrales, te he visto con asombro
y en medio de mi llanto recito, canto y rezo,
mirando la belleza que todavía perdura
en el  divino rostro de la Virgen bendita. 

Después de muchos años, de soles y de lluvias
no ha desaparecido tu celestial mirada,
asoma una sonrisa de tu rostro sereno
 rezando una plegaria, rogando por nosotros . 

Que he de escribirte, madre, que tú ya no lo sepas, 
si en cada pensamiento tú brotas en la espuma
 y generosamente, por  tu misericordia
 me has inundado el alma de amor y poesía.

Guardado  está en El Valle Del Espíritu Santo
su más bello tesoro dormido entre el  follaje.
Ha terminado el sueño de la virgen dormida 
y se despierta el pueblo que tanto amor te tiene.

Soneto de amor

Cuando despunte el sol muy lentamente
y anuncie sus bondades este día,
no me hables más de amor, que ya no es mía
la fiebre de tu cuerpo y de tu mente.

Has de partir así, rápidamente, 
Porque alguien más tu amor se merecía 
y no valió de mucho la poesía
que tanto te escribiera dulcemente.

Si observas una gota ensangrentada,
el llanto lastimero de una rosa
cayendo por mi pecho cual cascada.

No tengas compasión, no ha sido nada,
tan solo fue la espina ponzoñosa
que me clavó el adiós de tu mirada.

Resignación

Craso error el de los pueblos tristes
que se inmolan detrás de un proxeneta, 
mugen como vacas camino al matadero 
creyendo que van al campo;
no se enteran que son y serán solo eso, 
vacas.
Ay de los marginales de mente oportunista
que salen por televisión justo a tiempo
para desencadenar en los párpados caídos,
en los agobios, hartazgos y obstinaciones
una esperanza, un rayo de sol
que desata la ceguera colectiva.
Ay de los Césares de polietileno,
vestidos de verde y con voz de poeta,
extienden sus manos, cantan 
canciones revolucionarias
a los muertos nacidos de su molicie.
Ay de aquellos en mengua constante.
Tienen hambre de héroes, hambre de piojos, 
hambre de cornamentas, coronas y bueyes,
hambre de yugos pegados al espinazo.
Ay de los edecanes de carnicería,
de tantos millonarios de cuartel, 
de tantos comunistas de cartón.
De tanto pueblo,
de tantas vacas,
de tanta sangre.

lunes, 14 de julio de 2014

Yo soy


Yo soy la que dio el ser a la sonrisa,
soy la que puso nombre a las naciones,
por mí se ha sometido el gobernante,
mi pecho es el olímpico diamante
donde nació la vida en mil canciones.

Soy beso y oración, soy caraqueña,
soy el sentir por esta tierra mía, 
Soy llano, soy el mar, soy el oriente,
soy regio sol que brilla en occidente,
soy páramo, desierto y poesía. 

Mi puerto son los hijos adorados,
el fruto del amor, barco de vela,
la mano siempre abierta en el camino,
mis huellas son los surcos del destino
y mi ilusión más grande: 
Venezuela.