martes, 22 de noviembre de 2011

ASÍ TE QUIERO

Penumbra anquilosada, tempestuosa,
sabor de bruma sorda y sanguinaria,
estalactita yerta, cavernaria,
pasión plenilunar y tumultuosa.
 
Pistilo de la flor abierta en celo,
seduce al colibrí que la fecunda,
llegó su pico cual lanza profunda
a la final trinchera de su anhelo.
 
Así te quiero a ti, como el seseo
que acerca a la serpiente hasta su presa
y brinda en un abrazo su veneno.
 
Escucho, vibro y callo en tu jadeo,
el morbo que rendido de sorpresa
es tuyo y a la vez, es tan ajeno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario