lunes, 21 de noviembre de 2011

ROMANCE


A quien darás el beso clandestino
que antaño de tu boca recibiera,
el rostro que en mis sueños más quisiera
de la pasión, la vida y el destino.

Lo que pedía de ti lo he conseguido
¿que más querías de mi que no te diera?
si contigo pasé la noche entera
y al suelo fue a parar mi amor perdido.

Lo que una vez vivió no resucita 
y solamente aguarda el cementerio, 
un nuevo amor revela aquel misterio
que nada nos regala ni nos quita 

Contigo solamente fue adulterio 
la noche sin querer de una proscrita, 
un ave que su jaula necesita
y vivirá por siempre en cautiverio.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada