domingo, 25 de diciembre de 2011

ADIOS


 
Adiós por siempre a la niña solitaria
que ayer se vestía de ceniza, 
aferrada al miedo, a la vestimenta
de una madre ausente y una casa en ruinas.

Calle de gasoil, viejos aparadores, 
viajeros como yo bogando en vendavales, 
estoy mirando letreros
luciérnagas de neón, motores encendidos.

Allí esta parado mi autobús,
listo a enrumbarse a mi nuevo destino,
la gente va y viene en el oleaje,
yo, que tanto temblaba, sonrío.

Comienzo a caminar, respiro muy hondo,
muy pronto la orilla del mar lejano
recitará conmigo mis poemas.

Todo es tan nuevo, tan inesperado, ¡tan grande!
en el asfalto dejo mis cadenas,
y la esclava comienza a ser libre.

sábado, 3 de diciembre de 2011

BARCO DE ILUSIÓN

(*Dedicado a mi amada hermana Filomena Marcano)

Allí se van mis penas, un celaje,
se van como el ayer, como las rosas
que se deshojan lentas, cavilosas,
al iniciar la ruta de mi viaje.

Y solamente llevo en mi equipaje
cariño familiar y algunas cosas
que por quererlas tanto, son valiosas.
Mi fuerza, mi constancia, mi coraje.

Me voy diciendo adiós, mi mano llena
de solidaridad, amor profundo,
y un nombre que no olvido: Filomena.

Un barco de ilusión es mi partida,
la tierra de mis padres, mi esperanza,
las alas de mis versos, otra vida.