miércoles, 24 de febrero de 2016

A LA AMIGA AUSENTE

Extrañarás el verde, cuando el invierno llega,
se expandirá lo triste cuando la fe se marcha,
qué carta es importante si nadie nos la entrega,
qué copo hay en la nieve, que no se vuelva escarcha. 
 
Un cielo sin estratos por la bestial ausencia
de quién nos ha querido con ganas, con los labios
dormidos en los versos que claman tu presencia,
que no han besado espinas, dolores ni resabios.
 
¿Qué acaso no te han dicho las piedras del camino
que todo te reclama, te anhela, te divisa
buscando entre las faldas maternas del destino
tu casa de Guacuco, tus gatos, tu sonrisa?
 
Qué cosa esperaremos con la ilusión perdida,
qué soledad aguarda que el tiempo no disuelve,
si el mundo ha perecido por una despedida,
y el mundo resucita, cuando mi amiga vuelve.
 
(Para Ima Rosa Rivas Varela, amiga siempre)

1 comentario: