viernes, 6 de enero de 2012

MUERE LA MUERTE


Se muere el mundo que todos conocimos
mueren las horas al cabo de la espera
mueren del tiempo sus prolongados hilos
mueren los hijos cuando van a la guerra.

Muere la gente por tales injusticias
por la indolencia del mundo indiferente
por las hambrunas, el crimen, la codicia
letales plagas que azotan inclementes.

Muere la vida prodigando su queja
mueren los campos y vastos sembradíos
mueren los niños por viles asesinos
mueren las flores que pierden su belleza.

¡Muere la muerte cuando el verso revienta!
su voz que nace del corazón partido
el verso clama -No todo se ha perdido-
va rebelándose ante lo inexorable.

Va resurgiendo desde la sepultura
profetizando al tiempo peregrino
que mientras haya poesía, hay esperanza,
que mientras haya esperanzas, ¡hay camino!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada