domingo, 12 de febrero de 2012

PARA SER LIBRE

Cómo gime la patria en sus dolores,
la república llora su vil suerte,
su rancia dignidad fue pisoteada 
 por la implacable bota socialista.

Y solo destrucción nos han dejado.
El campo, la ciudad, la democracia
sujeta a los desmanes y al oprobio 
de quienes te arrebatan tus riquezas. 

Pero tarde o temprano, del abismo 
surge un pueblo que lucha con encono, 
que no pide clemencia ni la otorga.

Y en las calles de toda Venezuela
ya marcha el ciudadano decidido
a morir o vencer para ser libre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario