lunes, 12 de marzo de 2012

EL MUELLE DEL TIEMPO


Supiste que vendría, no gira el mundo en vano; 
solo he dado un vistazo y me has reconocido.
¡Tanto tiempo sin vernos! Era solo una niña
que se bañó en los mares del pasado.

Viene la playa rauda a saludarme, 

me permite acercarme en pocos pasos.
Ya no somos los mismos, la nostalgia nos lleva, 
ya nos duelen las olas y los años.

Voy al final del muelle de mis versos ingenuos; 

yo te miro en silencio y tú has hecho lo mismo, 
el temporal viajero demacró tu semblante,
pero sigues, anciano imperturbable,
peleando silencioso tu destino.

A tus pies los botes bailan en la marea, 

a mis espaldas surgen aquellos que han partido; 
mi madre, mis abuelos, ¡Aquí los he sentido!
al altar de las piedras resucita la tarde.

Se nos perdió la vida en un instante...

Y sin embargo, muelle, estamos vivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada