jueves, 22 de marzo de 2012

NIÑO DE CIELO (DÍA INTER. SÍNDROME DE DOWN)


Al cielo sin preámbulo he mirado
buscando lo que no estaba perdido, 
aquí vas a mi lado amor querido, 
regalo que la vida me ha dejado.

Bendito sea mi Dios en su calvario
envuelto en una sábana de hinojos
llenando va de lágrimas mis ojos
y deja en mi oración un relicario.

El verso de un amor nunca olvidado
lo quiero dedicar a mis amigos
los que bajan del cielo, tan chiquitos, 
los hijos más queridos y anhelados.

Sembrado está de amor el infinito, 
los miras y ya son inolvidables, 
en sus lindas caritas adorables
¡me muestra Dios su rostro de angelito!

No hay comentarios:

Publicar un comentario