miércoles, 18 de abril de 2012

IRRACIONAL

Nada hay de racional en lo que escribo, llevo
décadas navegando un mar de arena.

Tiene pocos aperos el barco
en el que vivo, sale
el sol y nada me sorprende.

El cielo es tan irracional que cuando mira,
ciega,
cuando calienta, destruye,
y cuando da una vuelta el mundo,
la muerte aguarda.

Nada hay más irracional
que los poemas, la línea
que avanza al desandar, caricatura
de un mundo que parece
lo que no quiero que sea.

Nada es tan irracional como la noche,
la que se llevó mis días, señaló
mi alma, se trepó a mis cejas,
me atravesó en la boca media hojilla,
y me llevó muy lejos,
muy cerca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada