sábado, 19 de mayo de 2012

MIGRATORIA

Hay un ave en el cielo
que sale a ver el mundo.
En cada época del año, 
cuando castiga el rigor del invierno,
levanta el vuelo y busca refugio
en cálidos parajes tropicales.

¿Qué busca el ave
sino sol, apareo y alimento?  
Muchas mueren 
en tan larga travesía,
y muy duro es el retorno, 
eso yo lo sabía cuando el granizo
acabó con mis dientes,
pues decidí quedarme.

Hay un ave en el cielo 
que vive en un abrazo.
Muchas preparan sus nidos,
porque el instinto obliga,
porque la sangre, manda,
porque es tiempo de prole.
 
Hay un ave en el cielo
que a nadie pertenece. 
¿Qué busco yo,
sino sol, apareo y alimento? 
 
Me hubiese gustado ser ave,
libre y migratoria,
pero estoy presa del suelo,
y el cemento aun me duele
en las paredes.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario