martes, 29 de mayo de 2012

TUS OJOS EN LA NOCHE

Quiero arrancar a versos de la noche su aroma
y que esos versos lleven de tus ojos el brillo
café, marrón oscuro, mujer de mil mañanas,
 
peñero que navega sin dudas ni temores. 

Escriben tus pupilas los claros manantiales

que llevan hasta el magma del centro del planeta,
del místico rosario, de la oración sencilla, 

el ser indescriptible que de tus ojos brota.

Tus ojos son el fiero rechazo del olvido,

un niño muy pequeño perdido entre la gente,
su madre, al encontrarlo, lo acuna entre su pecho
con el amor a mares que solo ella regala.

Así te ve la brisa, las nubes y la lluvia. 

Así se ha conservado la fe de tu mirada, 
la orilla de un camino, el sí de una promesa.
Así recuerdo siempre los ojos de mi madre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada