domingo, 24 de junio de 2012

LO QUE ME PLACE

Un día que ya fue
quise vivir el mundo
en un fragmento,
en la punta carcomida de un espejo
que nació roto, roto e impredecible.
 
Yo vivo rota, más rota cuando escribo;
y rota me desvivo en encontrarme
por callejones donde todo se dispersa
y la gente necia arroja su basura.
 
Rota soy, tan rota en las costuras
como esas viejas pelotas que
tan blancas,
al fondo inaccesible de una caja
cambiaron el color del abandono.
 
Por eso no creo en finales comunes.
Por eso tiene limites mi sombra.
 
Y me hago libre de cambiar al horizonte
siendo tan solo un paso diferente
de lo mismo,
y tal vez quiera ponerle escamas a las aves
buscando sabré yo que cosa.
 
Por eso me siento a contemplar el silencio,
que es lo que me place.

Escuchar lo que se escucha
cuando no hay ruidos, ni voces,
ni aparatos encendidos.
 
Cuando
no hay nada,
que es lo que me place.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada