sábado, 28 de julio de 2012

DUERMO


Abrí los ojos, 
miré durante un rato el cielo,
mire las nubes
y algunas estrellas.
 
¿Para qué desperté?
Para adivinar que hora será 
en una constelación inédita, para 
escribir tres líneas,
borrarlas,
y dormir de nuevo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario