sábado, 28 de julio de 2012

SENTIR LA MUERTE

Soy dueña de una casa donde vive 
la locura, 
ama de muchos desafueros,
voy dos pasos atrás, dos más.

Tengo un nombre, un sino 
y una pregunta:

Me llamo atardecer 
en la basura,
contemplando el silencio.

Me llamo libertad desconocida,
me llamo
mancha de semen en la pared.

Me llamo ejército de liendres
que bailan melodías
de espanto.

Me llamo miedo,
claridad de los faros de la calle,
espíritu de humo y piedra,
trashumante de una esquina. 

¿Qué espero?
Espero el día, la muerte,
espero el suelo pulido 
de remembranzas,
de tiempos prestados,
suerte distinta, vida propia,
migaja de paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada