sábado, 14 de julio de 2012

SOLA EN EL MAR (Soneto)


El mar, que sin palabras dice tanto, 
el ritmo de sus olas se asemeja
al beso que arrancándome una queja,
fue de mis ilusiones, risa y llanto.

El mar que fue mi calma y mi quebranto,
que tantas emociones hoy nos deja;
todo ese mar de amor, sutil madeja,
cuanto lo atesoraba, ¡cuánto, cuánto!

El mar que se ha quedado enmudecido, 
que no será jamás lo que antes era, 
porque todos los barcos han partido.

Los pájaros ya duermen en su nido. 
Quedé sola en el mar, en la ribera,
y sola miro el mar, porque te has ido. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario