viernes, 3 de agosto de 2012

LLANTO NEGRO


Se lleva el tiempo agorero
las horas y los minutos,
para desvestir los lutos 
de tu adiós sepulturero.

Se aleja con falso encono 
la luz del atardecer,
y comienza a oscurecer,
en medio de mi abandono. 

La bruma me ha pincelado
carne, corazón y amores, 
llorando por los dolores
de la herida en mi costado.

Ay del amor que agoniza,
ay del negro de mis ojos,
ay de aquellos labios rojos
que hoy me visten de ceniza.

Ay del amor que perjura
cantándome una canción,
ay de mi equivocación 
al amarte con locura.

De tu mal yo no me alegro,
pues yo, que te quise tanto,
te brindo con mi quebranto,
negro llanto, llanto negro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario