jueves, 16 de agosto de 2012

MIS AHORROS

Debo ser racional 
con mis ahorros.
Iré guardando un par de gotas 
de sudor 
con ácaros del cuero de los gatos
y algunas porciones 
de prosperidad ajena.
 
Sembraré los granos de edulcorante
que navegan mi café, 
abriré los surcos de mi frente
y esperaré la lluvia.

Saldré a cultivar la tierra de mis uñas,
un poema al arado,
un yugo infame,
una bestia de ojos tristes,
cabizbaja. 

Imprimiré 
mi declaración al fisco
en ropa de segunda mano, 
en pintura seca, 
en los alucinados ojos de los perros, 
en los dientes 
del callejón a oscuras.

El resto 
de mi cosecha de larvas,
superávit del banco de mis versos,
está en un pozo,
en un nido de pájaros
sin nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada