sábado, 29 de septiembre de 2012

CUANDO DUERME

Miro al mundo cuando duerme 
de madrugada,
donde solo el viento deambula
presto a musitar historias.

 La gente descansa y yo, despierta,
escribo y velo el sueño de la noche
 que conozco recién,
silenciosa y plácida. 

Ya no escucho los gritos,
ni las luces que todo lo cegaban,
no me siguen los rostros de ceniza,
los delirios de cal y aquella sorna
con que la calle escupe.

Hoy todo es silencio, paz, 
y escribo en el vacío que me acompaña,
que me invita a oír
cómo transcurre el sueño ignoto de la gente, 
como se aleja la pandemia,
cómo desaparece el precipicio
cuando duerme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada