domingo, 9 de septiembre de 2012

LA LADRONA

Cuando te recuerdo miro 
tu foto en aquel rincón,
por quererte tanto y tanto, 
se me perdió el corazón.
 
Sangrando salió del pecho,
y en su desesperación,
de tanto y tanto buscarte
ya nunca jamás latió. 
 
No se escuchó ni un sonido,
ni un sístole de dolor, 
de tantos y tantos besos 
que tu boca me entregó. 
 
Esa ladrona de amores
no me tuvo compasión, 
se robó todos mis sueños 
y nunca jamás volvió. 
 
De tanto quererte, tanto, 
de tanto llorar de amor,
de tanto mirar tu foto 
robándome el corazón. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada