domingo, 30 de septiembre de 2012

MI NEGRO


El hombre que me enamora
que me mata dulcemente
se llama café caliente 
disponible a toda hora.  

El negro que me levanta 
de la vida sus dulzores 
y del alma los amores
que su sabor agiganta. 

Por eso cuando me inspiro 
me voy a la cafetera 
y en vapores de quimera 
doy a mi vida respiro.   

  
El amante complaciente
que no me echa lavativa 
mi negro en definitiva 
¡Buen café dulce y caliente! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario