martes, 23 de octubre de 2012

BASURA RECICLABLE


Me dedico a escribir poemas, 
porque es un acto de profunda 
liberación. 
Cuando escribo, me convierto en parte 
de esas noches 
donde el único ruido que prevalece, 
es el de la nevera y el teclado 
que se queja ante cada palabra. 
Al escribir, me desato, me concentro 
y me divido.
Soy una esponja; Un taco 
de madera, la oreja de un gato, 
una rama, un dedo, 
y que esto pase, es lo mejor 
que puede suceder.
Nadie se conserva entero dentro de si, 
cuando escribe. 
Todo se fragmenta; y es necesario
que así sea. 
Solo al escribir dejamos de ser 
seres indivisibles, para convertirnos 
en una mínima parte 
de todo aquello que amamos. 
Yo lo llamo 
"basura reciclable." 
Nadie entiende para qué sirve, pero 
al parecer, 
algunos poetas escribimos 
para reciclar el alma, 
y deslastrarnos de un mundo 
donde todo es desechable.

2 comentarios:

  1. Tienes razón en los versos vamos "para reciclar el alma". Te dejo un abrazo enorme.

    Maricruz

    ResponderEliminar
  2. "Nadie se conserva entero
    dentro de si, cuando escribe.
    Todo se fragmenta; y es necesario
    que así sea".

    Me quedo con eso. Todo se fragmenta cuando se escribe. Un placer leerte, Emilia.

    ResponderEliminar