jueves, 4 de octubre de 2012

MI SUEÑO

Tanto dio el cántaro al agua 
que el agua generosa
se ha dejado beber.
 
Tanto dio el perdón al odio
que el odio sin sentido
comenzó a perdonar. 

Tanto dio la fe a la guerra
que la guerra cansada 
quiso en paz florecer.
 
Tanto dio el verso al olvido
que el olvido en segundos
empezó a recordar.
 
Tanto dio mi fortaleza
por derribar el muro
que me impide soñar.
 
Tanto dio mi sueño al muro 
que el muro devastado
terminó por caer. 

1 comentario: