jueves, 4 de octubre de 2012

QUE BRILLE SIEMPRE


Que brille siempre la estrella 
mirando sus resplandores,
allá vienen los pastores,
se alegra la noche bella.
 
El ángel  lo ha divulgado,
una estrella resplandece,
y el poder de Dios florece
a través de su hijo amado.
 
En el pesebre chiquito
los reyes lo ven también,
porque ya nació en Belén
el niño Jesús bendito.
 
El niño recién nacido
en brazos de la doncella,
en los negros ojos de ella
va quedándose dormido.
 
Un regalo yo te pido,
si mi madre fuera estrella
déjala que brille bella
cómo lucero encendido.

Decidle que en noche buena
voy a llevarla en mi mente,
para que bese mi frente
con su amor de madre buena.


Cuéntale que un verso corre
de prisa hacia el corazón, 

y le escribe una canción
que su recuerdo no borre.

 
Virgen que le das abrigo,
dile a mi madre querida
que mientras yo tenga vida
llevaré su amor conmigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada