domingo, 28 de octubre de 2012

SONETO DE PRISA



El último capullo de esa rosa 
se fue por el retrete esta mañana 
oyendo el tan tan tan de una campana 
que anuncia tu partida presurosa. 

Cuanto aprendí de ti, roja cayena 
sembrando en tierra mala mi esperanza 
tirando a la basura mi confianza 
sin detenerte a ver mi negra pena. 

¿Que llevan muchos qués, mis versos raros? 
¿Que son muchos gerundios, un exceso?
¿Que suenan mis sonetos cual disparos? 

Escribo cómo da la boca el beso 
cada palabra entrando por los aros 
y escrito muy de prisa; lo confieso.

2 comentarios:

  1. Hola de nuevo después de tanto tiempo, he estado muy liada y no he podido visitarte.

    Me han gustado mucho todas tus últimas entradas, intentaré visitarte más a menudo.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar