martes, 6 de noviembre de 2012

EL PIACHE

Mirando hacia El Piache por la madrugada 
coronan su pico laureles de nieblas 
y yace en sus faldas la noche estrellada 
dejando mil sueños sobre las tinieblas. 

Escucho en el tiempo la voz y el celaje
del indio guerrero que a sus plantas llega.
Osado, furtivo, recorre el paisaje, 
la magia de El Piache su furia doblega. 

Los pájaros cantan, se anuncia la aurora, 
vistiendo va el Piache su túnica verde, 
se aleja la niebla, que a la virgen ora
y el indio a lo lejos de vista se pierde. 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada