miércoles, 28 de noviembre de 2012

SONETO TRISTE


No volveré a mirar los resplandores 
de aquella luz celeste en tu mirada. 
Tu voz serena, dulce, enamorada 
divino fontanal de mis amores. 

Permita Dios vivir tiempos mejores 
porque si te encontrase nuevamente, 
no te revele el pecho lo que siente 
y esconda su penar y sus rigores. 

Tanto tiempo te amé, tanto ha pasado.  
Llené con mi tristeza un vaso entero,  
desesperadamente te he llorado. 

No grita el corazón,te ha perdonado, 
porque cuando te fuiste, lastimero, 
se me ha partido en dos y me ha matado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario