miércoles, 14 de noviembre de 2012

TRANSPIRABLE

Cuando al callar es mucho lo que digo
y estando ya vestida, 
me desnudo,
no intento parecer ni más ni menos 
que un rostro que subyace 
a lo visible. 
 
A veces me disfrazo de llovizna, 
me va mejor 
ser agua que verano, 
 mi sombra en ocasiones me acompaña
 tratando de llegar a alguna parte.
 
No soy ni quiero ser más de lo mismo, 
no compro lo que compran otras gentes, 
no soy una estadística cualquiera
en el crujir 
del mundo transpirable. 
 
Por eso escribiré sin más adorno 
que el cuerpo al que la dermis solo estorba, 
de cómo me persigue 
un diccionario, 
de lo que va corriendo 
cuando llueve.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada