lunes, 17 de diciembre de 2012

ROMANCE DE UN ESPEJISMO

Sé de lo desconocido, 
de la nieve y otras piedras, 
de blusas almidonadas 
por la más profunda pena. 

Sé de un lugar primitivo 
donde la ilusión pelea, 
donde mis pies no han dejado
ni sangre, ni amor, ni huellas. 

Sé de las revoluciones 
que solo siembran quimeras,
millonarios de cuarteles
con la muerte entre las cejas.

Sé de aquellas emociones
que de lejos conociera, 
de pájaros en la playa
que libres al mar navegan. 

Sé de aquél amor cautivo, 
de una mujer en cadenas, 
de la bandera de un pueblo 
que envejece tras las rejas. 

Sé de un verso escarnecido, 
un tribunal que condena, 
y un pelotón que acribilla 
a quien menos se lo espera. 
 
Sé que mucho yo he perdido,  
sé que una luz hay afuera, 
sé que estoy de pie y mi vida 
se abraza con mis poemas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada