domingo, 16 de diciembre de 2012

ROMANCE DEL PEÑERO ASUNTINO


El peñero pescador,
rompiendo del mar las olas, 
lejos de la tierra está; 
rema, rema, boga y boga.
 
El marino empuña el remo, 
se bate con la corriente, 
por llegar a la Asunción 
cambia su rumbo hacia el este.
 
Aquel mar embravecido
embiste contra el peñero,
la muerte lo va acosando 
lo lleva hacia barlovento.
 
El pescador en su angustia 
con devoción pide y ora, 
“Llévame de vuelta a casa 
Virgencita milagrosa”.
 
“Que no me lleve la muerte, 
que tengo mucha familia, 
mis hijos y mis hermanos
y mi madre tan querida”
 
Se despeja el horizonte;
de repente el viento cesa, 
el peñero sobrevive 
llegando a la costanera.
 
Y el pescador en la playa,
arrodillado en el suelo, 
le dio gracias a la virgen 
que lo trajo de regreso. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario