martes, 18 de diciembre de 2012

SUEÑOS EN PROSA II

Muchas cosas no he dicho 
que están escritas en el suelo. 
Demasiada agua corre a veces 
por debajo de los puentes. 
 
Hago de mi un cuaderno, 
no me dejo 
cautivar por voces clandestinas 
que me indican, 
que vaya, que venga, 
que hable igual que todo el mundo; 
o que salga a votar por el 
de siempre. 
 
No tengo salón; 
no me han admitido 
en ninguna marca registrada. 
No soy coleccionista; 
aunque a veces acumulo 
algunas bolsas de basura sin quererlo.
 
No tengo pedestales, 
no aspiro más consideración 
que un puñado de piedras, 
un rosario de conchas, una clave 
de sol 
que solo para mí tiene sentido. 
 
Miro siempre al cielo e imagino 
que a algún personaje 
de mis cuentos 
se le ocurrirá tomar una estrella. 
Si sucede o no; es igual 
quizá no esté yo aquí
para aplaudirle. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario