martes, 28 de agosto de 2012

SEXO III

Cuanto reías,
al despojarte de puertas
y cerrojos,
tu desnudo follaje
abría sus hojas.
Mi boca llegó,
desbordada.
Allí terminó la risa
y comenzaron
las súplicas.
 

SEXO II

Por fracciones de segundo
una vena azulada 
podía verse 
en tu pezón izquierdo  
erguirse poderosa 
en pleno orgasmo.
Luego se desplomaba, 
y moría.

SEXO I

Tu espalda es 
un camino de lava
entre las rocas.
El fuego ríe, el magma asciende,
el mundo sofoca un grito, 
y una boca jadeante 
corretea 
entre mis manos pequeñas. 

lunes, 27 de agosto de 2012

Y QUÉ SI NO QUIERO

Lo acepto;
lo digo sin pelos en la lengua:
No me gusta limpiar,
no me gusta hacer la fila del banco,
del pollo y del conformismo,
no me gustan los rebaños,
no me agrada ser oveja.
 
No me da la gana de poner nombres,
brújulas, hitos, señales
de alerta,
índice, números y estructura 
al negro de mis cejas.
 
Y qué si no fuera así, pregunto:
¿Qué pasa si los puntos cardinales
no nos dejan llegar a parte alguna?

 
¿Qué pasa con las reglas, que
en su "reglitud"
acortan, asustan,
obstruyen el encuentro
con el santo rosario de las cuentas
regadas en desorden, 
declaradas en desacato, sacándole
los ojos a más de un paradigma?

 
Qué pasa 
si no quiero ser borrego, 
¿Qué pasa si soy libre y soy poeta? 
 

sábado, 25 de agosto de 2012

ESPARTANA


Voy a escribirte versos, espartana
a ese dulzor del legendario oriente,
la cuna que me abriga tiernamente,
bella y divina tierra soberana.

La blanquecina arena, aprisionada
por los viejos peñeros pescadores,
que llevan de la mar esos amores
de blanca madreperla nacarada.

Te quiero Margarita, ilusionada, 
destino de mi barco que navega, 
pues soy de ti esa fe, que a mi alma riega, 
que el peregrino siente a su llegada.

Como he llorado viendo tu ribera
dejando de vivir un negro abismo, 
me enamoré de ti; ya no es lo mismo,
ya no seré la misma qué antes era.

Por ti ya no seré la enredadera
que llora tras los ecos de la noche.
Mi Margarita bella, como un broche
te llevaré en el pecho hasta que muera.



viernes, 24 de agosto de 2012

ANGUSTIA

No pasa, 
no termina de pasar. 
No llega a feliz término
esta sensación de vacío. 
 
El silencio 
ha roto las paredes del limbo
de donde nunca salgo.
 
Es como llegar a una fiesta 
donde todos te invitan
a que mueras.
 

miércoles, 22 de agosto de 2012

VIDA ETERNA

A la gente le gusta adivinar
el día de su muerte,
juegan con miedo,
juegan por morbo, a ver
si aciertan.
 
Yo no juego, pero sé 
que nací un martes, 
y tal vez por eso he sostenido
una mitológica guerra con el tiempo.
 
Cuando desaparezca
no sabré que día es,
y me dará igual la hora, 
porqué ya no habrán horarios, 
celebraciones,
agenda de eventos 
ni días de la semana.
 
Lo que tiene un nombre, un objeto,
un sitio en la vida,
habrá fenecido,
y los habitantes de las calles
serán las ratas que sobrevivirán
al envenenamiento colectivo,
a la fe tóxica,
a tantos oráculos fallidos,
a la vida eterna,
único fin
anhelado por el hombre.

TODO

Que más puedo pedir
si ya lo tengo todo.
 
Mías son las bolsas llenas de basura,
míos son los perros bebiendo
su sombra en los charcos,
mías son las uñas mordidas,
los zapatos prestados,
y el pelo encanecido de un poema.
 
Míos son los pies despellejados
y el horizonte de niebla,
las patas de las cucarachas
y los ojos sin llanto de la calle.
 
Que más puedo pedir
si ya me ha dado todo
la vida
en su ruindad más absoluta
y no logro mirar ni de noche
ni de madrugada
lo que ingenuamente soñara
que me toca:
 
La esperanza.
Esa se fue a un hotel,
a pasar la mona
entre piojos borrachos de sangre.

sábado, 18 de agosto de 2012

NO HAY NADA


Aquí estoy.
Llego al fondo de la calle oscura,
llego a los charcos de sangre
en cada esquina.
 
No hay nada.
 
Pero irónicamente, no estoy sola.
¿Qué es lo que escucho?
¿Qué voces extranjeras me reclaman?
Qué vano sentimiento gime,
cruje y se arrastra
por las melódicas letras
que van cantando las perras de la noche.
 
Salí del solitario callejón,
salí de tantas madrugadas,
cansándome en el rostro de horas rotas
quebrándome en el tiempo.
 
Salí de la caja.
 
¡Qué hermoso el celeste, las naranjas!
La tierna sonrisa de los viejos,
y el dulce que tanto me enamora.
 
Llego a las faldas de un poema,
llego al paraíso do fluye leche y miel,
llego al amor; a los besos y los mimos,
llego al verde valle donde seré feliz.
 
No hay nada.

jueves, 16 de agosto de 2012

MIS AHORROS

Debo ser racional 
con mis ahorros.
Iré guardando un par de gotas 
de sudor 
con ácaros del cuero de los gatos
y algunas porciones 
de prosperidad ajena.
 
Sembraré los granos de edulcorante
que navegan mi café, 
abriré los surcos de mi frente
y esperaré la lluvia.

Saldré a cultivar la tierra de mis uñas,
un poema al arado,
un yugo infame,
una bestia de ojos tristes,
cabizbaja. 

Imprimiré 
mi declaración al fisco
en ropa de segunda mano, 
en pintura seca, 
en los alucinados ojos de los perros, 
en los dientes 
del callejón a oscuras.

El resto 
de mi cosecha de larvas,
superávit del banco de mis versos,
está en un pozo,
en un nido de pájaros
sin nada.

TU BOCA EN MIS POEMAS

Un suspiro y un lamento,
un par de pasos al frente,
repito incansablemente
de mis amores el cuento.

Espero en la noche mustia,
llega la luna menguante;
llegas tú, y en un instante
se desvanece mi angustia.

Tu corazón de cemento
se ha detenido un segundo.
Me miras, y al negro mundo
te lanzas a ras del viento.


Fuiste el tenebroso sino
de la noche que nos quita
la ilusión, y nos marchita
como el verano al camino.


Fuiste sangre y golondrina
de la desesperación,
de aquella triste canción
que cantabas en la esquina.

¡Ojalá Dios existiera!,
¡Ojalá que me escuchara!,
¡Que tu boca pronunciara
Lo que nunca me dijera!

Fueron tus besos las gemas
que nunca olvidé en la vida.
Tu boca, causa perdida,
se ha quedado en mis poemas.

miércoles, 15 de agosto de 2012

TRISTE

Triste momento, sí, 
tan desolador como ese poema
que lanzaron al cesto de basura
y se llevó los sueños y las ganas

Triste me siento; lo reconozco y todavía 
no me basta un verso para recordar 
lo que tantas veces susurré 
muerta de pena. 

¿Que voy a lamentar, si nadie habla?, 
¿qué debo decir, si nada importa?, 
¿a quién voy a acudir, si nadie escucha? 

Yo, "la peor de todas", 
como aquella grande alguna vez dijera.
Yo, la última de la lista,
no me lamento de nada ni de nadie.

Si de tantos besos me despedí
y tanta miseria arranqué
de mis rudos pezones callejeros, 
nada aspiro que me mate, 
sino la misma mano siniestra
con la que hoy escribo 
mi historia.

MI PENA

Me comienzo a llenar muy poco a poco 
de un liquido áspero y viscoso.
que recorre algunas cuadras
y se seca en la acera.
Me comienzo a llenar
de mucha ausencia.
 
Me dediqué a despojarme de todas 
y cada una de las cuentas, 
de aquel rosario de mamá
que no sirvió para nada,  
después de su muerte.
 
Me rescaté yo misma; y en mucho, 
algo logré salvar del fuego.
Pero también algo vino pegado 
de tanta sangre seca.
 
Recién me fijo.
Ese liquido  
que la mayoría llama semen. 
 
Me comienzo a ver
en los vasos de ron.
Me comienzo a llenar 
de una profunda sensación de pena.

HUELLAS


Te miraré caminando por la calle
sin dar un paso atrás, 
para salir de la fila y alejarte
de lo acostumbrado.

Te observaré
desde el margen izquierdo
de un papel sin borrones amables,
apelmazado de rayas, óvalos y asteriscos,
consecuencia de miles de dudas,
sordo de silencio,
constante.
 
Cuando escribes, se abre un límite,
dejas una huella en la ventana,
llevas al papel la viva esencia
de aquél que se rehusa 
a dar la espalda a los sueños, 
al horizonte del alma.
 
Escribe,
no mires al mundo que se inmola,
no escuches el mismo "no se puede",
descarta a los inútiles, avanza,
escribe y no cedas;
ve tras el libro abierto 
con hojas siempre verdes,
como puerto final de la memoria.

sábado, 11 de agosto de 2012

AMANTE CAFÉ

Entre el café y mis labios va un secreto,
él me penetra lento, sorbo a sorbo,
galopa hacia mi vientre y en el fondo
se quedará mirando hacia lo lejos.

Se acerca con sus mórbidos aromas,
recorre mi garganta y mis sentidos,
con el bouquet que brinda el regio vino
que busca el maridaje de mi boca.
 
Después de la pasión, me da el silencio 
que da ese buen amante, tan caliente, 
que abraza, besa, ruge, suda y muerde,  
que no habla necedades ni está quieto.
 
Él siempre está presente cuando escribo,
en su color se llena cada verso,
solo el café conquista ese derecho 
solo el café y la muerte en mi destino.

OBSESIÓN

Soy un grano de arena en un mundo ajeno.
Argamasa de una pared llena 
de espacios arrinconados,
ínfimos, guardados y añejos.
 
Y son esos espacios donde reina la nada,
donde presiento cada paso
que di en falso,
y me deja un poema la certeza
qué bien vale la pena vivir
y equivocarse,
qué bien vale morir y deslastrarse
de tanto peso inerte 
que no me dejó ser yo.
 
Nunca seré feliz, qué más quisiera
si ser feliz para mi 
es no estar
es no volver a ser,
es no volverme a dejar.
 
Es no terminar jamás de escribir
desde un mundo tan pequeño
que solo cabe en mí misma
y en la orilla
del mar que me obsesiona.

miércoles, 8 de agosto de 2012

AULLIDO

Lo más bello de ti, lo tengo aparte,
lo cruel y más infame, está olvidado,
lo díscolo de tu alma fue tatuado
en mi obsesión absurda por amarte.

Se iluminó la noche al encontrarte,
como un divino César has llegado,
con todos los caudales que me has dado,
y luego me arrebatas al marcharte.
 
Así dijiste adiós, sin un gemido,
para volver atrás la vida inerte,
que se marchó detrás de lo perdido.
 
Como quisiera ya, volver a verte,
como ese perro fiel que en un aullido
al dueño da su amor, locura y muerte.
 

sábado, 4 de agosto de 2012

EL SENDERO DE LA VIDA


No pregunten, 
no soy militante de derecha
y con la izquierda, escribo.
 
No creo en políticos,
anacoretas del buen vivir, 
mecenas del espejo,
apóstoles de cuentas numeradas
en paraísos fiscales, 
parásitos del poder,
la puta mejor pagada del continente.
 
Me inclino por las puestas de sol,
los capítulos de muchos libros,
el valor de ser tenaz,
la soledad de los perros vagabundos.
 
Tengo una fe demoledora
en la ira de los pueblos,
en la pupila azul de los poemas,
en la orilla del mar que me mira.

Creo en todo 
lo que me falta por hacer,
todo lo que debo cumplir
al caminar con regocijo y entusiasmo
por el largo sendero de piedras 
que es la vida.

viernes, 3 de agosto de 2012

LLANTO NEGRO


Se lleva el tiempo agorero
las horas y los minutos,
para desvestir los lutos 
de tu adiós sepulturero.

Se aleja con falso encono 
la luz del atardecer,
y comienza a oscurecer,
en medio de mi abandono. 

La bruma me ha pincelado
carne, corazón y amores, 
llorando por los dolores
de la herida en mi costado.

Ay del amor que agoniza,
ay del negro de mis ojos,
ay de aquellos labios rojos
que hoy me visten de ceniza.

Ay del amor que perjura
cantándome una canción,
ay de mi equivocación 
al amarte con locura.

De tu mal yo no me alegro,
pues yo, que te quise tanto,
te brindo con mi quebranto,
negro llanto, llanto negro.