domingo, 30 de septiembre de 2012

MI NEGRO


El hombre que me enamora
que me mata dulcemente
se llama café caliente 
disponible a toda hora.  

El negro que me levanta 
de la vida sus dulzores 
y del alma los amores
que su sabor agiganta. 

Por eso cuando me inspiro 
me voy a la cafetera 
y en vapores de quimera 
doy a mi vida respiro.   

  
El amante complaciente
que no me echa lavativa 
mi negro en definitiva 
¡Buen café dulce y caliente! 

sábado, 29 de septiembre de 2012

QUÉDATE CON TU GALLO


Si te acuerdas algún día 
de cuando estaba contigo,
dile a tu mejor amigo
lo bien que yo te atendía.
 
Sin tocarte la quincena,
tu ropa limpia y planchada; 
arroz, carne y ensalada,
desayuno, almuerzo y cena. 
 
En cambio tuve el tormento
de verte en una gallera
y el dinero en tu cartera 
derrochado en un momento.
 
Si le pregunto al demonio
porqué salí de mi casa, 
más rápido el viento pasa
que dura un mal matrimonio.
 
Nada me llevé de aquí,
ni tu cara de pendejo
cuando te dije: Te dejo
y sin más que hablar, me fui.
 
Que nunca me valorabas
por dártelas de urogallo,
pues solo amabas al gallo
del corral que te jugabas. 
 
Por eso dile a tu abuela
que te lave el pantalón, 
y le recorte el talón
a tus zapatos sin suela.
 
 Cuando yo me despedí
se fue tu suerte a caballo,
y nunca más en un gallo
ganaste un maravedí. 

CUANDO DUERME

Miro al mundo cuando duerme 
de madrugada,
donde solo el viento deambula
presto a musitar historias.

 La gente descansa y yo, despierta,
escribo y velo el sueño de la noche
 que conozco recién,
silenciosa y plácida. 

Ya no escucho los gritos,
ni las luces que todo lo cegaban,
no me siguen los rostros de ceniza,
los delirios de cal y aquella sorna
con que la calle escupe.

Hoy todo es silencio, paz, 
y escribo en el vacío que me acompaña,
que me invita a oír
cómo transcurre el sueño ignoto de la gente, 
como se aleja la pandemia,
cómo desaparece el precipicio
cuando duerme.

jueves, 13 de septiembre de 2012

RECUERDOS DE ALUMINIO

 Recuerdo que una noche
llegué a un almacén abandonado. 
Saqué algo de pan de la cesta
de mi castillo de cera,
mis ojos se cerraban,

más no dormía,
no está permitido dormir si quieres
llegar viva al siguiente día.
 
Caminaba a paso lento
y no me fijé en un auto 
que silenciosamente se acercaba.
Tres hombres bajaron, uno de ellos 
con un largo y grueso tubo
de aluminio
que brillaba en la bruma nocturna. 
 
¿Cuantas veces me golpearon? 
No lo sé,
ni siquiera recuerdo como eran, 
no se me borra, sí, lo que ladraban
desde el fondo
de sus bocas de ciruela:
"Muérete, perra. La gente cómo tú
no debería seguir viva." 
 
¿Cuándo se fueron, creyéndome muerta? 
No lo sé. 
Solo sé que todavía hay gente
que juega, 
y salen de noche a matar sombras, 
y el mundo ríe.

martes, 11 de septiembre de 2012

ENTRE TUS BRAZOS


Despierta al sol altivo la perla del caribe, 
la majestuosa tierra con nombre de mujer,
preñada de los versos que nacen al tejer 
la alegre bienvenida con la que nos recibe.

Mi sangre te idolatra, preciosa Margarita,

hoy quiero arrodillarme con toda mi emoción 
a la madre del cielo que canta una canción. 
Del Valle milagrosa, marinera bendita.

Tierra margariteña , que en cada amanecer 

eres dulce consuelo del que lo necesita, 
de tí se ha enamorado hasta la flor marchita 
que al divisar tus playas comienza a florecer. 

Todo aquel que te mira, se pone a navegar ,

y vuelve a ser el mismo muchacho esperanzado 
que llora agradecido, porqué al fin ha encontrado
ese puerto seguro donde puede llegar.

Margarita es la espuma que brota en los abrazos,

de todo aquél que añora morir entre tus brazos.

domingo, 9 de septiembre de 2012

LA LADRONA

Cuando te recuerdo miro 
tu foto en aquel rincón,
por quererte tanto y tanto, 
se me perdió el corazón.
 
Sangrando salió del pecho,
y en su desesperación,
de tanto y tanto buscarte
ya nunca jamás latió. 
 
No se escuchó ni un sonido,
ni un sístole de dolor, 
de tantos y tantos besos 
que tu boca me entregó. 
 
Esa ladrona de amores
no me tuvo compasión, 
se robó todos mis sueños 
y nunca jamás volvió. 
 
De tanto quererte, tanto, 
de tanto llorar de amor,
de tanto mirar tu foto 
robándome el corazón. 

CIRCO TRISTE

Me han dicho esta mañana
que el último desfile 
del circo más triste del mundo
pasará por el frente de mi casa. 

He salido a mirar
y se juntó el dolor con las cotufas. 

Fui cobarde; ardieron mis canas 
oyendo los gemidos de las cebras, 
las lineas de un tigre solitario, 
el marfil de elefantes caídos, 
el armamento de guerra.

No quise decir nada; no quise comer 
 algodón de azúcar,
me negué a ser 
parte del mundo terminal, 
me resistí a mirar en sus gestos 
al ser inexplicable que es un mimo; 
a la estúpida facha de la muerte.

Dejé al desfile alejarse, 
dejé a los equilibristas 
caer de la cuerda floja, 
dejé de compadecerles
porque entendí
que la sangre pasa, se nos pega 
del sentir
y a nadie le importa 
que unos criminales
nos despojen de toda la alegría.  

viernes, 7 de septiembre de 2012

A LA SEÑORA DEL VALLE

 
A ti; dulce señora,
donde estés. 
 
Allí; donde cada mañana
el pescador 
se persigna al dirigir su barco
entre el intenso oleaje.
 
Allí.
donde tu divino amor rompe
las olas
y el mar se viste azul, limpio
y sereno
rindiéndote homenaje. 
 
Todo reverdece, brilla
y rebosa
en la luz de tu presencia;
madre de Dios, 
patrona del oriente.
 
A ti navego en verso, madre mía,
y en el amanecer de tu mirada 
recibe la fervorosa fe
de tu pueblo
Virgen del Valle bendita. 
 
Hoy es tu día; 
¡Rauda, rauda!
Dueña y señora
de nuestros corazones.

martes, 4 de septiembre de 2012

LA REINA DE LA NOCHE

Cerré la puerta, te quedaste
mirando todo a tu alrededor.

Apagué la luz, te encendiste tú,  
y pude ver en la penumbra
los delicados pliegues de tu espalda. 

No sabía que hacer; tonta,
paralizada, muda,
desde un punto aproximado 
al este de tus ojos, 
desde un rincón 
de mi respiración ahogada. 

Arrasaste campos y ciudades, 
ungiste mis sienes 
con el oleo ambarino de tu boca,
te burlaste de mis orejas,
sometiste el miedo
 de mis manos cerradas, 
cantando un repertorio de gritos 
y obscenidades.

Luego, 
en la inevitable mañana
echaste a volar un beso 
que desapareció contigo. 

He permutado, 
dejé que pasaran todas las edades
y aun sigo pensando que esa noche 
fue siempre anoche, 
y que tú sigues viva, sonriendo, 
en la profundidad de mi memoria.

MARINERA ESPARTANA

 Ya baja la marinera espartana
bajo la luz del faro del poniente,
y llega desde el Valle, dulcemente,
a navegar tierra venezolana. 

En ti van ilusiones y esperanzas,
el palpitar de tantos corazones,
la viva voz de un pueblo, sus pasiones,
y su oración, su fe, sus alabanzas. 

Estoy aquí, postrándome de hinojos 
ante tu imagen bella que decora
la fe ,que al despuntar la tibia aurora,
llena de tantas lágrimas mis ojos. 

No tengo de valor ninguna prenda,
solo la fe mariana que me inspira;
y al escribirte a tí, mi madre mira 
dejártelo a tus pies como una ofrenda.

Ya baja la marinera espartana,
en ella está el amor de nuestra gente,
ella es la fiel patrona del oriente
que cubre con su manto a Venezuela.


(PARA MI VIRGENCITA DEL VALLE, CON AMOR)