viernes, 30 de noviembre de 2012

ESTOY LOCA

Me han dicho que estoy loca porque escribo,  
que estoy perdiendo el tiempo inútilmente. 
Me piden que abandone, que no sueñe, 
que cambie la manera como vivo.

Me suelen preguntar con ironía:

¿Y tú eres escritora? Qué locura.
Dedícate al comercio, vende fruta, 
consigue una mejor forma de vida. 

No hay nada que buscar siendo poeta.

¿Y quien te va a comprar un solo libro?
¿Por qué mejor no buscas un marido 
que religiosamente te mantenga?

Y siguen preguntando con porfía,

mostrando la grosera carcajada. 
¿De qué vale escribir? Mejor trabaja. 
¿Y tú vas vivir de la poesía? 

Respondo a mi manera: Porque quiero. 

Escribo porque es ese mi destino, 
y aunque sin un centavo en mis bolsillos, 
yo vivo y soy dichosa por mis versos. 

miércoles, 28 de noviembre de 2012

SONETO TRISTE


No volveré a mirar los resplandores 
de aquella luz celeste en tu mirada. 
Tu voz serena, dulce, enamorada 
divino fontanal de mis amores. 

Permita Dios vivir tiempos mejores 
porque si te encontrase nuevamente, 
no te revele el pecho lo que siente 
y esconda su penar y sus rigores. 

Tanto tiempo te amé, tanto ha pasado.  
Llené con mi tristeza un vaso entero,  
desesperadamente te he llorado. 

No grita el corazón,te ha perdonado, 
porque cuando te fuiste, lastimero, 
se me ha partido en dos y me ha matado.

viernes, 23 de noviembre de 2012

UNA CAJA

Hemos guardado una caja 
en el fondo del armario, 
un depósito de tropiezos, 
una mano quebradiza, 
un gel de horas viejas, 
tardes en celo y nidos vacíos.
 
Hemos finalizado una historia. 
 
Una caja de cartón, de madera, 
de hierro en partes, de gritos mudos,
unas gotas de colirio que en ocasiones
moja mi almohada; 
lleva en su vientre ciego y sordo 
un epitafio 
escrito en letras breves
 
"Ya no vuelvas"

No he vuelto, nunca volví,
porque lo que se ha perdido 
ya no importa. 

miércoles, 21 de noviembre de 2012

VENUS DE AMAPOLAS

 
Te contaré un momento de la esquina, 
el horror que vive en la calle
los ojos perdidos en el suelo,
la sarna del mundo corrosivo.

Mi cuento es
una parafernalia indigente,
tapas de refresco, agujas,
bolsas de papel, 
pedazos de aluminio;
fuego, llagas y ceniza.
 
Mi historia comienza tarde,
cuando nace la jungla
surge el nudo, 
 Venus de amapolas,
 restos de semen,
luces, llagas y mentiras.
 
El humo devora sus ojos, 
una nube de insectos 
le maquilla la cara;  
viste los despojos del incendio, 
desfila, fuma, 
se esconde.

Mi cuento no termina, 
todavía vaga por la calle.

martes, 20 de noviembre de 2012

HOY QUIERO SER



Hoy me levanto con entusiasmo 
saludo al sol que me ilumina 
mientras mi café me espera 
leyendo un libro 
de hojas siempre verdes. 

Hoy quiero ser mejor que ayer, 
sin más adorno 
que mi empeño en aprender, 
sin más arma que mi honestidad; 
siendo yo misma, 
haciendo la diferencia. 

Hoy quiero ser un espejo 
en donde todo aquel 
que se refleje 
vea lo mejor de si. 

Hoy daré lo mejor que tengo 
para encender una luz 
en las tinieblas 
y brote una sonrisa 
de esperanza 
en el corazón de la gente. 

lunes, 19 de noviembre de 2012

PENITENCIA

Sola quedé y es de noche
pero no es la misma bruja
de otros años 
sembrada de sangre, miserias
y terrores;
no es aquella
que gloriosamente infame 
hizo de mí una sombra,
una osamenta, 
un espejo de sus iras 
en su contradictoria mansedumbre. 

Que fue de mí, que se ha perdido 
en toda esa hecatombe,
que ha quedado 
de toda aquella extraña penitencia. 

Que fue de mí, ¿A donde he ido? 
Que me ha pasado;
que esta noche  
no es la misma noche,  
ni yo soy un triste final. 

Cierro pues, ese cuaderno 
lleno de tantas horas perdidas,  
y duermo 
porque ya no hay fantasmas; 
no escucho más llanto ni gritos 
y tengo el tiempo y la sonrisa
para escribir muy poco a poco 
toda mi historia. 
 
 

jueves, 15 de noviembre de 2012

UNA RAMA

He nacido
del germen que colapsó
en la lluvia, me ubica un punto verde
entre las piedras.

 He prosperado
en tiempos de abundancia,
comprometida con la raíz
que me dio origen, atada
al cordón umbilical de mi existencia.
 
Me he quebrado; 
he caído a la tierra torpemente, 
y mis delgados brazos 
se estrellan de bruces 
contra el suelo. 
 
Me he dividido; 
se han destrozado 
en mil pedazos 
mis piernas, mi boca, mis tendones, 
y el único fruto que sostenía 
entre dos hojas solitarias. 
 
Me he separado; 
ya no soy de aquel árbol 
una parte, 
estuve, y en un momento solo soy 
un crujiente tapiz, 
alimento de muchas hormigas 
y vida 
después de mi muerte. 

DORMIDO

Llevo dentro del mar un pez hervido 
que se resiste a la extinción;
tiene en la boca un anzuelo 
de hojas secas, 
y sonidos extraños. 
 
A veces, por la noche 
abre sus libros, y en las tardes 
se sienta con las percas 
a escuchar sus historias de agua dulce. 
 
El pez escribe, cuando puede canta; 
no se deja escamar 
por la miseria, 
ni salta desesperadamente 
como los salmones, 
luchando por morir corriente arriba. 
 
Llevo dentro del mar
un pez dormido 
que guarda sigiloso lo que escribe, 
que esconde una oración 
en sus agallas, 
que solo se despierta 
mientras duermo. 

miércoles, 14 de noviembre de 2012

CÓMO UNA HORMIGA


No quiero ser horóscopo ni auriga, 
no quiero ser la copia de un mal beso; 
quisiera ser un libro, les confieso 
que solo de las letras soy amiga.

La fortaleza quiero de la hormiga 
que carga más del doble de su peso,
pues siendo invertebrada y no de hueso, 
no existe un enemigo que la siga. 

Ellas trabajan todas para una,
y siguen adelante en pos de un sueño,
buscando edificar su poesía

A su entereza rindo pleitesía, 
pues siempre será grande aquel pequeño
que tiene a la constancia cómo cuna. 

TRANSPIRABLE

Cuando al callar es mucho lo que digo
y estando ya vestida, 
me desnudo,
no intento parecer ni más ni menos 
que un rostro que subyace 
a lo visible. 
 
A veces me disfrazo de llovizna, 
me va mejor 
ser agua que verano, 
 mi sombra en ocasiones me acompaña
 tratando de llegar a alguna parte.
 
No soy ni quiero ser más de lo mismo, 
no compro lo que compran otras gentes, 
no soy una estadística cualquiera
en el crujir 
del mundo transpirable. 
 
Por eso escribiré sin más adorno 
que el cuerpo al que la dermis solo estorba, 
de cómo me persigue 
un diccionario, 
de lo que va corriendo 
cuando llueve.

domingo, 11 de noviembre de 2012

TE PERDONO (SONETO)

Que bello es el perdón cuando conjuga 
la paz con la ilusión que te provoca, 
la frase que al salirse de la boca, 
fue la metamorfosis de la oruga. 
 
Corriendo se va el odio y en su fuga, 
se lleva los errores y trastoca 
 la furia irracional que nos apoca,
sintiendo que el perdón, sana y subyuga. 
 
Por eso no te miro con encono. 
La vida es una buena consejera, 
no deja un corazón al abandono.
 
Y digo lo que pienso en franco tono, 
sin arrogancia escrita a la ligera.
Igual que Dios perdona, yo perdono.

sábado, 10 de noviembre de 2012

EXCELSO MIEMBRO FANTASMA


Ayer no es, cuando intento 
no ser más. 
Hoy es un cuchillo a la razón, 
un cuarto oscuro, creciente,
y escucho los cascos de los caballos, 
sus ojos 
lanzando flechas,
sus pezuñas mordiendo mi almohada. 

Me confunde el miedo, las voces,
miro mi mano izquierda, 
busco un reloj 
que no está; 
un segundo ha huido
pero da campanadas, excelso 
miembro fantasma.
 
Busco el origen de todas las estrellas, 
el motivo del sueño,
la vacuna a mi misma, 
un ápice, gota de los cuentos, 
un vaso, demorado río.
 
No bebo de las hojas muertas,
no muerdo las aguas 
del fondo, del suelo, del fin,
ni del rebaño de ciegos 
que dicen mirarme.

jueves, 8 de noviembre de 2012

EN MI SILENCIO

Para qué recordarte, si al hacerlo, 
–cuan lúcido en mi mente lo percibo– 
escucho, pienso, callo, luego digo 
lo que jamás te dije en mi silencio. 

Lo poco que ha quedado de esta historia
apenas se distingue en la distancia, 
no llega a vislumbrarse nada, nada, 
de tantas soledades y memorias.

Lo que hemos arrastrado por centurias
se materializó en muchos pedazos, 
cristales desprendidos de algún vaso
y escombros que acumulan viento y lluvia.
 
¿Que va dejando el paso cruel del tiempo?
Relojes destrozados por la pena, 
y lágrimas sumidas en la espera 
de aquello que no vale un pensamiento. 

miércoles, 7 de noviembre de 2012

NOCHE DE TARDE


Onírico negro, que todo lo invade, 
disloca la marcha febril de las horas
y siendo de tarde, de pronto la noche 
tomó por sorpresa las luces del día. 

Se anuncia el ocaso, se cambia la blusa, 
declina el avance de los minuteros, 
se tiñe, se esconde, se pierde y se encuentra 
 y no se retrasa si llora o sonríe. 

El tiempo no espera, no nada, no corre,
aunque no nos falte, no nos pertenece, 
nos toma en sus brazos cuando somos niños
y nos deja libres cuando envejecemos.

El tiempo es absurdo, un juego de tontos, 
destino que añoran los resucitados, 
 la roca que impulsa lo que estaba inmóvil,
despacio, de prisa, temprano o muy tarde. 

Por eso yo escribo cuando me desvelo, 
las letras se asocian con la madrugada 
silente y dormida, que ya se despierta, 
y el tiempo se burla de muchos relojes.

martes, 6 de noviembre de 2012

EL PIACHE

Mirando hacia El Piache por la madrugada 
coronan su pico laureles de nieblas 
y yace en sus faldas la noche estrellada 
dejando mil sueños sobre las tinieblas. 

Escucho en el tiempo la voz y el celaje
del indio guerrero que a sus plantas llega.
Osado, furtivo, recorre el paisaje, 
la magia de El Piache su furia doblega. 

Los pájaros cantan, se anuncia la aurora, 
vistiendo va el Piache su túnica verde, 
se aleja la niebla, que a la virgen ora
y el indio a lo lejos de vista se pierde. 
 

lunes, 5 de noviembre de 2012

SEDIENTA

Desnuda y entregada por beberme 
hasta el último poro de tu cuerpo; 
yo te arrebataré todo el aliento 
que fluya de tu carne, tu simiente. 

Sin ropa ni moral que nos detenga
las ansias de comernos, de besarnos,
sintiendo con los ojos muy cerrados
el morbo enrojecido de tu lengua.
 
No quedará un centímetro de tu alma 
que no haya vulnerado con mi boca, 
con toda la pasión febril, morbosa,
con que el amor se muestra en una cama. 
 
No hay forma de saciar esta locura, 
esta necesidad que me enloquece, 
este perverso gusto por tenerte, 
y por morir en vida siendo tuya.

VENCIDA

El mar nos detiene, 
muy distantes estamos del bullicio, 
somos en parte arena  
y entre el oleaje vamos,
camino a la corriente,
ansiosos de perdernos
y encontrarnos. 
 
Me abrazo a la polícroma visión 
que me devuelve el agua, 
al reflejar 
los pasos clandestinos de tu vientre,
los mórbidos delirios 
de tu boca. 

Brotas del fondo, 
hoja de todos mis dedos,
diálogo
de tu respiración y la mía,
contando los minutos de la espera,
para precipitarte en mis ramas.
 
Me declaro invisible, vencida,
tierra en llamas,
sombra a merced del aire, 
de la dura roca 
que me encadena 
a morbo calcinante de tus besos. 

domingo, 4 de noviembre de 2012

BARCO DE PAPEL


Recuerdo aquellos años de colegio 
como si fuese ayer, cuando tomaba 
una hoja de papel cuadriculada 
y la iba transformando en barquichuelo.

Barquito de papel, que desde niña, 
zarpaba de las hojas del cuaderno 
en reducidos pliegues, cómo un sueño, 
navega por los cauces de mi vida. 

Su brújula es un paso rumbo al norte,
el ancla está en el cuenco de mis manos,
las velas son el prisma imaginario
que anuncia soledad en mi horizonte.

Se va, me dice adiós en un suspiro. 
la lluvia en su torrente se lo lleva, 
en él va la chiquilla que antes era,
y en solo unos segundos, he crecido. 

Me ven pasar las horas en silencio, 
mi pelo es un papel encanecido 
pero en mi corazón, mientras escribo, 
estoy haciendo barcos en mis versos. 

sábado, 3 de noviembre de 2012

SONETO DEFORME

El universo cruel, impredecible 
suele cambiar a veces de apariencia, 
su cielo enrojecido, fiel esencia 
de su transformación indetenible.
 
El rostro de la luna, cuneiforme, 
se oculta tras el tul del firmamento,
dialoga con las nubes un momento, 
para luego mostrar su tez deforme. 
 
Aun llevo sus palabras en mi pecho, 
la furia con que ayer me abandonara.
Te fuiste, y al marcharte, ¡Qué me has hecho! 

Y solo me quedó la luna clara, 
que apenas ilumina nuestro lecho 
con el lado deforme de su cara. 

jueves, 1 de noviembre de 2012

LA MAR

La luz del amanecer 
tiñe de amarillo
el cardonal; 
su música,  
el sonido de las olas. 
 
Junto al eterno vaivén, el sol 
clarea; 
el guaripete abandona su escondite, 
hartos de inquietud
sus grandes ojos, 
para bañarse de sal y sol. 
 
El yaguarey inunda el espinal 
luciendo sus mejores galas 
de dulce purpura. 
 
Abro los ojos.
El diezmo de mi vida
se va en una mirada,
se ha vuelto un espejismo 

en el oleaje.
Es la orilla de la mar la que me ha visto,
es la orilla de la mar la que me espera. 

QUE SE ALEJA

Soñé con él, 
con su espalda 
de acero, con su ser acabado
y su boca perversa. 
 
Soñé toda la noche 
con el abrazo sofocante 
de su voz que se aleja.
Herví de aguas pasadas,
estuve entre los pasos y la hiedra
que llevan por oscuros callejones.
 
Despierto 
y me pregunto: 
¿No es la mente un arrasado
mecanismo de recuerdos?  
¿Acaso no es el sueño, 
solo un sueño? 
 
Me obligo a persistir 
en como eras, 
piedra, lumbre y turba inaccesible,
mueca indiferente
mientras das la espalda
sin decir adiós, porque mi sueño ya dijo
que no tienes hospedaje
en mi nueva vida.