martes, 8 de enero de 2013

SONETO A LA NORMA

La norma al componer con buena rima,
es vieja como el mismo Jesucristo, 
y al escribir en verso, ponte listo, 
que más de un Garcilaso se te arrima. 
 
Comienza saludando, bien te anima,
diciéndote que todo está muy bello,
y con la parsimonia de un camello,
tu párvulo soneto desestima.
 
A nadie le incomode lo que digo,
es como un hospital que ha colapsado,
pues todos los doctores, son enfermos.
 
Perdonen, si querer me he equivocado,
estoy haciendo trizas el terceto,
y como soy la autora, lo he dejado. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario