martes, 5 de febrero de 2013

AQUELLOS VERSOS BLANCOS

Muchos papeles rotos me quieren recordar
aquellos versos blancos que yo te dediqué. 
La puerta de una casa que demolida está, 
abierta o entreabierta, cerrada... No lo sé. 
Que fue del tibio beso que tu boca me dio, 
tu lengua humedecida de furia y frenesí; 
de amarte sin quererlo, de decirte que no, 
para volverme loca diciéndote que sí. 

Que fue de la mirada serena, soñadora,
pupilas dilatadas de mórbida ansiedad,
perdida en las agujas de solitarias horas,
en el cemento infame que tuve por hogar.
Que ha sido de nosotras, es el infierno aquél 
pedazo de escondrijo donde te conocí, 
donde la nada es nada, tu amor tan solo un pez 
sin agua ni recuerdos donde sobrevivir.
No he de volver a verte, tan solo esa canción 
que siempre tarareabas me llevo para mí; 
y ni los versos blancos, recuerdo de tu amor, 
quedaron en los rotos papeles que escribí. 

4 comentarios:



  1. BONITO POEMA EMILIA DE VERAS, GRACIAS.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, no sé quien eres pero gracias.

    ResponderEliminar
  3. hermoso poema en serventecios, me encantooo

    ResponderEliminar