martes, 12 de febrero de 2013

DE IMPROVISO

Hoy me asalta de improviso
la daga traicionera
de un recuerdo.
Presumo de ser fuerte
y no lo soy. 
 
Yo también me quemo, 
yo también guardo puntadas
en las costuras, 
a mí también se me rompen los hilos 
cuando me ahogo 
y termino pidiendo hospedaje
en una esquina,
a mí también se me caen
las paredes cuando me desintegro 
y siento que me voy 
en las gotas de lluvia
que se ha tragado el piso.
 
¿Por qué la tristeza me sigue, 
me urge y me presiona? 
nadie responde,
yo me limito a cerrar la cortina,
la razón y los ojos. 
 
Hoy se llenan mis vísceras
de pájaros negros,
y en sus terribles alas parecen decir 
que no pasa el tiempo, 
que no pasa nada,
que no pasa nadie.

2 comentarios:

  1. Muy bello y conmovedor poema querida Emilia, cariños y abrazos!!! :)

    ResponderEliminar