sábado, 9 de febrero de 2013

DECLARACIÓN DE SINCERIDAD

Hoy no tengo planeado meter 
en el congelador
decenas de paquetitos con tu nombre, 
ni guardar en la despensa 
un solo gramo de sinceridad, 
voy a sacarla toda, ponerla en la mesa 
y si la desdeñas (como ya es costumbre) 
es tu Sudoku.

Aquí estoy, Semiramis de mortadela;
aquí están los perros que tanto adoras 
y que tanto me necesitan 
dispuestos a desayunar mi decepción. 
 
Allá estás tú, 
mirando al Boca, al Real, al Everton,
al balón que te hace feliz
mientras los perros y yo vivimos
en un capitulo anexo a tus fantasías.

Hoy, contra la pared, 
contra todo vaticinio del horóscopo
arreglarás el desagüe, oh si,
lo harás, o tu amado play station
tendrá como apocalipsis el diámetro
que divide a la calle de tus maletas.
 
¿Que más puedo escribir? 
Eres la indigestión de toda mi vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada