martes, 26 de febrero de 2013

INFIDELIDAD (SONETO)


Pagué la habitación ¿Ya son las doce?
Es hora de partir al negro abismo. 
Tú vuelves al hogar, yo haré lo mismo. 
Apúrate, que nadie nos conoce. 

¿Qué amarte no fue dulce y breve goce?
¿No fueron esos cielos, espejismo?
¿No vas por tu incurable masoquismo
en pos de la mujer que te destroce? 

No demoremos ya, no digas nada, 
el tiempo es un brebaje que asesina 
nuestra infidelidad arrinconada 

Ay, turbio y loco amor de cartulina 
que me ha dejado un libro en la almohada.
El cuento de Arlequín y colombina.

1 comentario: