sábado, 23 de marzo de 2013

APARIENCIA (Soneto)


Dice un viejo refrán certeramente: 
"La mona será mona sin remedio"
aunque vista de seda por el tedio 
y por las alabanzas de la gente. 
 
El cambio se origina de la mente,
la fórmula es salirse de ese predio, 
de quien no tuvo nunca buen promedio, 
y no trabaja y vive honestamente.
 
La inútil apariencia es el andrajo
que lleva todo ser abominable, 
pues su alma ha descendido a lo más bajo.
 
A todos mostrará su rostro amable,
la fiera despiadada está debajo,
 un ser abusador y miserable. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada