jueves, 14 de marzo de 2013

ASUMO, ACEPTO, AFIRMO

Asumo, 
que soy la responsable 
de mis actos. 
Acepto, 
que mucho daño hice,-me hice-
Admito que mi ceguera
fue voluntaria,
porque vi la piedra, y sabiendo
lo inútil que era, 
decidí llevármela de regalo. 

Yo, 
que tanto me afané en buscar amor 
y solo me dieron ratos. 
Yo,
que cuando pude decidir algo, 
decidí callar. 

Yo, que ante la muerte 
haciéndome señas, 
opté por vivir, 
afirmo:
No he de seguir a nadie
y no me apegaré a nadie.

Tú, 
¿Quieres algo de mí?, 
llévate lo que quieras.

Llévate mis piernas y mis brazos,
los vidrios de todas mis ventanas, 
los ecos de todas mis historias;
yo soy mi hogar
y junto a mí, un cuaderno, 
un paño limpio, 
una cartera vacía 
y un manojo 
de todos mis poemas. 

3 comentarios: