martes, 12 de marzo de 2013

Y NUNCA

Celebremos 
que nos hemos salvado 
por la muerte de muchos olvidos, 
y nunca ha sido 
más infranqueable 
el castillo de arena en nuestra orilla.

Celebremos la ola
que arrasó con todas las palabras.

Y nunca la nube más pequeña, fue más mía,
y nunca el cielo fue tan agua,
y el agua fue tan cruel, 
cuando viraste 
contra corriente,
y desapareciste en la marea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada