jueves, 25 de abril de 2013

GESTUAL I

Suelo moverme despacio, 
tengo el instante justo para llegar 
a donde he querido. 
 
No voy sujeta a prisas 
ni compromisos,
no uso reloj, 
no vivo preocupada por algo 
tan común 
cómo llegar tarde. 

No estudio la estructura
que sostiene
la rama que me alquila su andamiaje;
no tengo trastornos de sueño,
mi núcleo es profeta,
aplaude cuando anuncia lluvia.
 
Al  avanzar, extiendo 
la sábana glandular 
en la que vivo, 
y dejo atrás una húmeda linea 
entre las piedras, 
evaporándose al sol,
al verte,
al mediodía. 

2 comentarios: