lunes, 29 de abril de 2013

GESTUAL lll

Necesito tiempo,
necesito el doble de mis días,
debo hacer en diez años
lo que no hice en cuarenta.

Necesito volver a equivocarme
vaticinando el clima,
y en vez de lluvia caigan
déspotas, ladrones, malos gobiernos,
y en vez de casa, carro y plata, soltar
lo que no quiero,
querer lo que ya tengo,
tener
lo que casi nadie busca.

El tiempo se parece a 
un anciano
de rostro imperturbable, 
un gusano de seda 
que camina despacio,
mira la lluvia, 
trenza el cabello 
y sostiene un libro 
que nunca termina de leer. 

Necesito tiempo;

necesito llegar a tiempo a mi vida, 
necesito un instante 
que no se vaya nunca.
Y para qué,
si muy bien sé 
que he llegado, 
justo a la hora que tocaba.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada