viernes, 17 de mayo de 2013

DULCINEA DE LA ASUNCIÓN


El telón está levantado, 
la música sigue, el ballet continúa,
la fuerza arrolladora no cesa.

Y allí, Dulcinea 
con su amable sonrisa 
suma obras,
edifica puentes, 
abre caminos, 
cosecha ideas, 
da la mano al artista, 
al poeta, 
al soñador empedernido. 

Árbol de copiosos frutos, 
amiga sincera,
tan dulce y buena, 
como guarapo de papelón,
incansable, indetenible, 
dando lo mejor 
para su tierra, 
entregada en cuerpo y alma 
a su región. 

No se oculta el día, no hay ocaso, 
que siga la danza, el folklore,
el teatro y la poesía 
en interminable función, 
mientras ella mira 
con su sonrisa radiante, 
en un rinconcito de mis versos.

allí estarás siempre, Magaly, 
en tu pasión de vida,
mi Dulcinea de La Asunción.

(A Magaly Guedez De Garcia, a su amor por la cultura insular)

1 comentario: