viernes, 8 de noviembre de 2013

Plasma inconcluso

No sé cuanto de mi puede caber
en un presentimiento,
pero se ha conservado caliente
debajo de la sábana 
que me mantiene viva
cuando duermo.
 
No soy igual que tú,
no soy distinta
no llego a enamorarme, 
no me especializo
en certezas,
todo está aquí sin yo tenerlo;
y el ensueño absurdo
de un poema,
de una canción antigua,
de una página en blanco,
no me deja ni piso, ni paredes,
ni máscaras de hierro.

Se asimila el estambre
de los años,
se arruga el vidrio de las cejas,
se escribirá un espejo
y mi rostro se alimenta
del plasma 
de un ser inconcluso.
 
Cuanto he de ser feliz
a ojos cerrados;
pues sin amar, te quiero,
y sin dejar de ser un espejismo,
te canto,
te toco,
te escribo,
y te he robado el misterio
que guardan los abismos
de la noche.

3 comentarios:

  1. excelente ritmo, amiga poetisa, su poema amoroso, además de suave y sin "rencores", es un canto al amor libre y pleno ajeno a tendencias. El amor es amor venga para donde vaya, fue un placer leerlo, Este poema inconcluso se completa a diario gracias a la capacidad amatoria y a la fraternidad que hermana. Un abrazo. Iván Ramos C.

    ResponderEliminar
  2. Nos unimos al club de la ausencia de especialistas en certezas. ¡Genial +Emilia Marcano Quijada !

    ResponderEliminar