domingo, 8 de diciembre de 2013

Mi lista de promesas para ser feliz

Voy a celebrar 
mi absoluta esclavitud a la vida, 
voy a cauterizar cizañas, 
voy a hacer un listado de promesas 
que cumpliré fielmente. 
Prometo no mirar atrás
ni siquiera para recordar los teléfonos
que he perdido, 
la gente que se ha marchado
y las decepciones que no me han sorprendido.
Prometo ser tolerante 
con quién no entienda mis poemas
y de forma aplanada asuma
que estoy hablando de mi vida 
cuando estoy hablando de la tierra,
de una hoja en el suelo,
o de un recuerdo que se ha clavado 
involuntariamente entre mis dientes.
Prometo no ser promiscua, 
prometo colocarme limites 
con la gente ruidosa y prepotente, 
prometo mantener mi correcta ortografía
y descartar desde ya 
todo el sartal de horrores
que abundan en el castellano digital.
Prometo escribir
con absoluta fidelidad a mi misma,
seguir bajando de peso, 
seguir oyendo a Chopin,
seguir leyendo poesía, 
seguir lavando mi ropa, 
seguir caminando 
hasta que mis músculos protesten,
seguir ignorando lo que no me interesa.
Prometo ser tan honesta 
como las circunstancias me lo exijan 
y cuando ya esté muy vieja,
igual de sola, igual de pobre, igual de poetisa,
prometo sentarme a la orilla del mar
a tejer una red, 
un atrapasueños hecho de mi cabellera 
para salir a la puesta del sol 
a cantar canciones que he olvidado, 
a buscar silencios que me han dicho
que yo soy y seré feliz
porque no me ha quedado 
otra salida.

3 comentarios:

  1. bello como todo lo que escribes mujer , gracias por compartirme besos

    ResponderEliminar
  2. Qué maravilla de poema!!! Un placer descubrir esta página.
    Saludos,
    Janet

    ResponderEliminar