lunes, 29 de diciembre de 2014

PA LOS MUCHACHOS

¡Que vivan los estudiantes!
que viva mi juventud
y la entusiasta inquietud
con que salen a la calle.
Pretender que ellos se callen
al salir a protestar
y la guardia nacional
con fiereza los reprima,
es poner una Bandita 
para contener al mar.

Y por duro que les den
a los universitarios, 
cómo dice un viejo diario
donde escrita está la historia,
no hay gobierno en la memoria 
que los pueda apabullar, 
golpearlos tal vez podrán 
ponerlos presos, herirlos,
más no acallarán el grito
que la democracia da.

Por eso escribo y en verso
yo les rindo un homenaje.
¡Que vivan los estudiantes
de mi Venezuela entera! 
Que viva aquella bandera
con sangre venezolana, 
que no se humilla ante nada, 
no da cuartel ni lo pide, 
¡Que vivan los adalides 
de mi tierra soberana!

jueves, 18 de diciembre de 2014

Estudio poético del origen de la lluvia

Allí, en el principio del mundo, 
en un rincón vacío, infausto y seco
donde todo fue creado, 
se escuchó por primera vez el sonido que, 
sin días de asueto ni siesta bíblica,
habría de repetirse incesante
hasta el sol de hoy.
 
Mi contador de fábulas, mi espejo,
mi ventana, marco de la noche,
me lo ha dicho cientos de veces. 
 
He aquí que el cielo y la tierra, 
unidos desde el abismo
tuvieron que dejarse un día;
él inventó el trueno para disimular su dolor, 
ella tomó su maleta
y en un valeroso ejercicio de catarsis,
le dijo:
 
Por muy alto que estés, no me olvides;
yo puedo tocarte en los nevados picos,
escuchar tus poemas por el inmenso llano,
cantarte una canción desde mi hierba,
y tú, que eres tan ingenioso,
seguramente inventarás algo
que dilate
el fondo de mis pupilas.
 
Y he aquí que el cielo,
al que no se le había ocurrido nada 
para acercar la lejanía,
se sintió tan feliz que comenzó a bailar
y de sus manos se originó el viento,
de sus pies surgieron los nimbos,
de su coreografía, los cúmulos,
y de toda su tristeza, los estratos. 
 
El cielo comenzó a llorar, el viento a crecer, 
la conspiración de nubes a viajar, 
la molécula a caer, y la tierra
bebía y bebía
hasta la ultima gota de aquel baile.
 
A veces soy como el cielo y la tierra. 
Me he quedado sola,
se marchó el amor, la juventud, la idea,
y no encuentro motivos para proseguir;
pero me levanto, me aferro
a la médula de la vida
y el viento me hace escuchar el sonido
más antiguo del mundo,
me hace llorar, me hace llover
y esa lluvia
va derramando besos en la tierra
y me hace bailar como una niña.

martes, 16 de diciembre de 2014

Pacto de la nueva esperanza


Hay noches donde el sueño llega
con la rapidez de una alfombra voladora, 
más hoy, en tiempos
de espera, carestía,
en diarias colas de incertidumbre,
el sueño se jubila y me deja 
despierta.
 
Se aproxima el fin de las hojas,
el fin de la noche, 
el fin del planeta verde,
el fin de las patas de mi vieja silla
el fin de los errores y la infamia.
 
La falta de sueño se agudiza,
la ley se retuerce, los derechos 
se suprimen, el diezmo lo roban,
y todo anuncia el fin
de la esperanza.
 
Doy gracias al insomnio
que me deja sentir
el malestar incurable de mi cuerpo, 
las nubes de zancudos que me acosan, 
la suerte de esta tierra en su desgracia.
 
Doy gracias al destino que me permite
elegir escuchar
solo la voz de mi conciencia, 
y entre cadenas, dudas y apagones 
he proclamado mi rebeldía. 
 
Hice una chilaba con mis sábanas, 
un escudo con mis letras,  
un juramento inviolable.
 
Estoy lista a firmar
el pacto de esperanza en mi país
con todo aquel que lucha y no se humilla, 
con todo el que se asoma a la excelencia, 
con todo el que se afana en el estudio,
con todo el que está preso por valiente,
con todo aquel que nunca será pobre.
 
Comprometida estoy, 
me he vestido con mis caros atuendos, 
mi espada al cinto,
he dado de comer al optimismo,
alisté mi camello y mi turbante, 
me lancé a las dunas 
y en el desierto inextinguible
la solitaria voz de mis poemas grita
y la esperanza resurge.

domingo, 14 de diciembre de 2014

¿Usted es cómo yo?

Veamos: 
¿Usted es cómo yo? 

No le gusta el licor ni la turba, 
se siente incómoda 
si la miran y la tocan mucho, 
si la alejan del nido
y exasperan al silencio  
mientras hablan , hablan,
hablan y usted allí, 
loca por irse a su casa 
para tomarse un café sin azúcar  
y dejar pasar las horas 
en calma  
escribiendo 
en un cuarto tan grande como un poema, 
con un sorbo de té o cafeína,
las ventanas abiertas 
y usted allí;
negándose a ver las novelas, 
tachando el gastado cuaderno,
nadando en las hojas de un libro, 
sumergida
en ese mundo tan particular
al que solamente entran
las locas que amamos escribir.

¿Usted es cómo yo?
Entonces, 
escriba.

jueves, 11 de diciembre de 2014

TATUAJE


Quiero hacerme un tatuaje
que comience en el excusado y termine
en consonante.
Desisto de mi impulso, elijo especular
sobre el arte de sobrevivir
a mi propia dermis,
sobre el excremento
que no penetra ninguna aguja,
tinta china o
programa de televisión.
 
No ha sido fácil
hacer tuercas, suertes 
y malabarismos de toda especie
para llegar ilesa al día de hoy,
comiéndo recuerdos
salpimentados,
sofritos,
injertados en el palo de rosa
que vi en tu pierna derecha
invadiendo los territorios callejeros
de tu vientre.
 
Reanudo mis intentos
por recordar tu nombre,
solo me acuerdo
de la rosa negra abriéndose
en tu carne,
del cuerpo bruñido que se tragó la acera.
Quiero hacerme un tatuaje
que comience en los bigotes
de Salvador Dalí
y termine en un poema.

martes, 9 de diciembre de 2014

A toda Venezuela

 
 
A toda Venezuela yo quiero regalarle
la voz de una esperanza que fluye en el silencio, 
la caja de creyones pintada de coraje,
haciendo de la lucha nuestro más grande credo.
 
¿Qué te hace tanta falta, qué puedo hacer que pueda
en forma de presente, llenarte de alegría?
Te entrego la memoria clavada en la conciencia,
y en tricolores lazos de mucha poesía.
 
Te doy una confianza, te doy al ser distante  
que apenas presentimos en la lejana umbría
y surge ante nosotros tan claro y conquistable
cómo la patria llena de paz y de justicia.
 
Te doy el horizonte, la senda que nos falta, 
los pasos adelante de lo que bien hicimos, 
las equivocaciones que han sido una enseñanza,
las piedras que arrojamos al lado del camino.
 
Te entrego lo invaluable del sentimiento humano, 
la frente levantada por el deber cumplido, 
las manos laboriosas, el fruto del trabajo,
y la palabra honesta que ofrece un buen amigo.  
 
¿Qué puedo regalarte, si lo que más importa
es ver a nuestra tierra camino de regreso?,
Que vuelva Venezuela , que vuelva aunque esté rota,
que con tenaz empeño la reunificaremos.

jueves, 4 de diciembre de 2014

AUTORRETRATO

Soy una boca muy breve 
para dar besos que ahoguen, 
piernas que rematan 
en pies pequeños 
en comparación al resto de mi cuerpo.
 
De mi rostro, todo. 
Los ojos, 
la mirada, la media sonrisa Giocondina; 
las orejas más discretas
que cualquier musgo soñaría tener. 
Una nariz ni muy chata, ni muy cómica. 
Cabello castaño oscuro, corto, suave, 
cayendo en el piso,
tiñéndose de canas.

Alas de gaviota, voz profunda, 
cuarto creciente,
uñas sin anuarios ni esmalte.

Mis manos perecen cuando
me estrechan 
manos más grandes. 
Mis manos y yo somos
un ser desproporcionado, 
vamos a la izquierda, 
vamos de acuerdo,
de gigante a enano como los juegos
de niños.
 
No soy alta,
más bien anónima, ausente, 
una isla que fluye cuando escribe, 
un estambre
que corre cuando llueve,
un poema constante. 
 
Soy una dentadura incompleta, 
voy por debajo, por dentro, 
no hago cola,
paso después, sin número,
paso
y no me importa.

lunes, 24 de noviembre de 2014

Lo que pienso de mi obra (2011)


Hablemos
y escribamos
con absoluta sinceridad matemática. 
La mitad de la obra de mi vida no sirve 
para nada. 
La mitad de la otra mitad 
puede potencialmente ser descuartizada 
por un corrector de estilo al que, 
desde ya, 
me provoca matar 
y la parte restante, 
despojo 
de mis delirios de grandeza solitaria, 
solo sirve para que me acosen 
sexualmente 
una pila de poetas mediocres 
      que no saben que soy lesbiana.      



jueves, 20 de noviembre de 2014

¿Pernil o mortadela? (Soneto)

Qué triste navidad la que me espera,
pues llega para echarme lavativa;
no hay puerco que en diciembre sobreviva  
y no termine en vil chicharronera. 
 
Ya está montado el guiso en la caldera, 
preludio de mi suerte decisiva, 
donde mi tierna carne nutritiva 
será pernil y hallaca dondequiera. 
 
Y les pregunto yo: Si no encontraran
más carne de cochino en el mercado,
¿Se van a conformar con mortadela?
 
 Sabrá Dios que sorpresa nos deparan, 
de todo lo que ya nos han quitado, 
 en esta ruina que hoy es Venezuela.

jueves, 13 de noviembre de 2014

Que han hecho con Caperucita

Después de vieja me entero; 
todos los cuentos que leí de niña 
son los precedentes literarios 
de Playboy. 
Los personajes que adoraba, 
resistentes al tiempo y al olvido, las historias
 que despertaron en mí la pasión 
por escribir y leer
están llenos de imágenes sexuales, 
cuerpos cavernosos, 
pubis explícito, 
ninfómanas y asesinos en serie. 
No lo sabía...
yo solo vi un lobo, una niña, una cesta 
con un paño de cocina, una casita 
en el bosque, una abuela, 
un leñador y un susto cada vez que madre 
me contaba el final.
Jamás escuché 
que la caperucita le dijese al lobo:
"Qué pene tan grande tienes" 
Yo solo leía, 
porque no existían prepucios ni vaginas, 
ni ramblas seminales
en la imaginación de un niño.
Por eso, 
en ocasiones me resisto a crecer.
Es insoportable convivir 
con el morbo 
de la gente grande.

miércoles, 5 de noviembre de 2014

Grito de libertad

Terapia asistida, 
aspiración profunda, 
nota breve que anima a permanecer 
en nuestro afán.

Contamos con la oportunidad 
que nos damos, contamos 
con nosotros mismos,
tejemos una historia por suceder, 
malvivimos minutos, delirios,
ganancias y pérdidas, 
adquirimos ovejas para inducir el sueño 
y las dejamos ir al despertar. 

Relajemos los músculos, 
adoptemos una posición firme e indoblegable, 
punto de partida de lo posible.

Ahora, 
hagamos lugar en nuestra caja torácica
a la fuerza de lluvias, semillas 
y surcos abiertos. 
Giremos brazos, piernas y entrañas, 
velas sin dueño, 
grito primario de gargantas contenidas, 
ósmosis de nuestra lucha.

Con fuerza, valor, 
con sangre de todos nuestros muertos, 
con sangre de toda nuestra vida,
gritemos:


¡LIBERTAD!

lunes, 3 de noviembre de 2014

La suma de todas las plagas

No es casualidad, es ley, átomo,
requiebro, genoma,
sencilla operación aritmética.
La suma de todas las plagas llega, 
mata, miente, devora campos,
silos y despensas,
nada sobrevive. 
 
Pacto, cónclave, bula, 
burla, sofisma oficial, ellos
revientan de risa, de cofres del tesoro
en paraísos fiscales,
de Dom Perignon con fresas,
de obesidad. 
 
Escupen: Escuálido, 
hemos expropiado tu nombre, 
tu dignidad, 
tu boca, tus ojos, 
hemos asesinado a tus hijos 
y nada has hecho.
¿Quién puede derrotarnos?
 
Vuelven a reír, 
lanzan excremento en todos
los hogares, 
se limpian los colmillos, bailan,
estrenan nuevo vestuario, 
se reúnen con sus testaferros,
copulan, se intoxican
y vuelven a reír. 
 
Pero, un día, una mañana, 
sin que nadie haya podido explicarlo
salieron en la lista de los más buscados,
 cortaron sus cuentas, publicaron sus fotos 
en los aeropuertos, 
salieron en televisión, esposados,
luciendo extrañas pelucas,
invocando el derecho internacional.

Se quedaron sin aliados,
sin dinero, sin fresas,
les asignaron un número, un overol naranja,
una foto de frente y dos de perfil.
Murieron pobres.

Ya no

Por causas imprevistas, 
a consecuencia del infructuoso vuelo
de mis senos caídos, 
gracias al movimiento  sísmico
que solo se supera mirando realidades,
ya no estoy en la marquesina de tu estreno,
ya no formo parte de tu lista 
de prioridades, 
ya no tengo flores con café y galletas 
en la cama, 
ya no recibo mensajes de texto,
ya no está mi nombre en tu agenda, 
en la palma de tu mano, 
en tus huellas dactilares.
 
De igual modo, ya no tenemos desayuno,
ya no se desata la llovizna
justo cuando estoy por irme 
por lograr que me quede
para disfrutar de un rápido polvo
que traspase blusa, carne y sueños.
 
Nuestro estatus, 
devaluado y fuera de moda
es blanco de especulaciones, 
objeto de chismes y burlas,
es noticia sesgada,
es página que corre.
 
 Ya no soy
nada de lo que una vez 
era el top ten de tus erecciones,
y lo más ruin es que
ya no soy tan barco, tan vela,
tan horizonte,
para cambiar una vida 
que creí lista y envuelta,
para buscar 
un desconocido modo de vivir.

viernes, 31 de octubre de 2014

GLORIA AL BRAVO PUEBLO

Se desbordó la calle triste y fría
de gente protestando al mal gobierno,
la voz del descontento en cada esquina
y todos cantan: "Gloria al bravo pueblo". 

Al frente van los medios, los artistas,
también el empresario y el obrero, 
la savia estudiantil coreando vivas
y todos cantan "Gloria al bravo pueblo". 

Es un venezolano el que camina
porque ese es su deber y su derecho,
porque la democracia es nuestra guía
y todos cantan "Gloria al bravo pueblo". 

Temblando está de horror la satrapía,
porque se ha rebelado el mundo entero,
llenando las aceras y avenidas
y todos cantan "Gloria al bravo pueblo". 

Y se paralizó la hipocresía, 
burgueses y políticos ineptos,
ya no nos manipulan sus mentiras,
y todos cantan "Gloria al bravo pueblo". 

Y aunque es tan solo un sueño mi poesia,
que sepan nacionales y extranjeros,
LA LUCHA en Venezuela, sigue viva
y todos cantan 
¡Gloria al bravo pueblo!

miércoles, 29 de octubre de 2014

Halloween en prosa

Quisiera decir que esto no es cierto, pero no puedo. 
Tan abochornada me sentí cuando comenzaron, -cómo todos los años- los preparativos de la noche de brujas en casa cómo lo estoy ahora al negarme a escribir y tener que hacerlo. 
Odio Halloween, un anglicismo que no me corresponde usar, una tradición extranjera que no debería tener. Un rito foráneo, desconocido, producto del mercadeo, de las ansias de muchos por no vivir donde viven ni estar donde están. 
La primera vez que supe sobre el halloween fue en mi infancia, viendo a mamá disfrazarse de bruja puta para irse de farra con sus amigas. Papá salia media hora después muy calladito vestido de vampiro gran reserva. 
Si bien esta tradición imperialista y norteamericana está orientada al disfrute de los niños, es en territorios como mi hogar donde tal celebración ha sido secuestrada por los adultos, que en noche de brujas salen a espantarse entre ellos mismos, más sedientos de parranda y rumba que de sangre alimentaria. 
Y digo yo: ¿Por qué celebramos esta vaina? ¿Que pasó con el cuartillo de arepita, el sebucán y el escondido? ¿Por qué tenemos que seguir imitando estas guasas extranjeras de vampiros, cruces y estacas? y para colmo de males, ni vocación de bruja tiene mi madre, que más bien parece un cuervo desplumado con la boca llena de mermelada de frambuesa, y de papá ni se diga: De forma extraña mi viejo se ve más vampiro cuando regresa al amanecer después de chuparse todo el ron de la ciudad. 
Hasta a nuestro pobre perro lo disfrazan de Barnabás Collins, para que no desentone con tanta ridiculez colectiva.

No debería escribir esto, pero lo hago. 

Me acaba de llamar mi novio, ya salgo para la gala de los zombies de la universidad. 
En fin. Siempre hablo pendejadas para terminar haciendo lo que todo el mundo hace. 

Happy halloween :)

domingo, 26 de octubre de 2014

BURLA SOCIALISTA (Soneto)


Que nadie diga nunca que fui ciega
ante la corrupción y el despotismo.
No puedo resignarme, no es lo mismo
aquél que da batalla, al que se entrega. 

Y aunque la gente corre, busca y ruega
para sobrevivir al cataclismo,
la historia nos señala que hay un sismo
que al levantarse el pueblo, cruje y llega. 

Quince años de la burla socialista, 
mi tierra gobernada por rufianes,
el pueblo acobardado, aunque nos duela.

¿Qué vamos a esperar?, sigue la lista
de todos los horrores y desmanes
que seguirán pasando en Venezuela.

sábado, 25 de octubre de 2014

Los carteles de la patria grande

Calle ancha, concurrida,
muy lejos, un pájaro canta.
Me detengo a mirar la lista
de ganadores de prebendas, 
cachorros de la patria grande, 
enemigos de la sarna imperialista  
publicados en sendos carteles. 
Un cartel dice:
"Es malo ser rico"
 
¿Donde está la parte que dice:
"Es el lobo, es el lobo"
que los pendejos no vieron?
He pensado esto en voz muy baja,
no hay carteles informativos para eso.
 
Un cartel dice:
"Hacemos cotidiano lo extraordinario"
Debieron ser más precisos, añado:
 
Hacemos revoluciones de retrete. 
Hacemos santos de bodega. 
Hacemos harina cada tres meses.
Hacemos cien muertos semanales. 
Hacemos racionamiento diario.
 
Hacemos doblar las campanas...
Doblemos a la izquierda.
 
Colectivos, cazadores de carteras,
chivatos y brujas, vendedores de tiros,
te ofrecen discursos
y fanatismo a prueba de agua; 
aseguran los patriotas
de carne, puerco y pollo,
que si cooperas te pondrán a valer, 
te darán todo lo que necesitas
a cambio de tu integridad,
tu silencio,
tu obediencia, tu rodilla en tierra,
tus balidos.
 
Un gigantesco cartel muestra
la cara del presidente de la república, 
la sonrisa del presidente de la república,
el exclusivo traje 
del presidente de la república,  
la cédula forjada del presidente de la república.
 
He llegado
al tramo final de la vía.
Un cartel dice:
"Tenemos patria"
 
Cuidado entonces, 
el cartel informativo cambió de acento. 
El cártel vive, el cártel es todo, el cártel 
te hará rico,
la entrada del prostíbulo
está cerca.