miércoles, 18 de junio de 2014

Insiste

Hay momentos 
en que no quiero hacer
absolutamente nada.
Hay muchas maneras de no hacer nada;
pero, en aras de no caer en lo mismo
que todo el mundo
no me tiro en una cama a pensar, 
no trabajo en demasía para no pensar,
no me dedico a coleccionar coitos 
los fines de semana,
y mucho menos caigo 
en la opción de ahogarme 
en alcohol
porque todo lo demás, aburre.
La que quiere decir tonterías, 
las dice.
La que quiere divorciarse en secreto, 
no lo dice.
La que planifica sufrir por conmiseración, 
lo hace.
La que no quiere dar explicaciones, no lo hace.
Pero,
la que como yo, no quiere escribir;
la que se levanta de madrugada 
sin nada en la cabeza, 
sin ganas, sin vida, sin nadie,
simplemente
insiste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario