miércoles, 9 de julio de 2014

Hasta mi ultima Ofelia

El sexo que practicas parece
un viejo escaparate de museo, 
un discurso gastado,
una vocal repetida,
un informe de post guerra. 
 
A nadie sorprenden las pasiones
de calendarios vencidos, 
a nadie le va ser original,
todos copian y pegan, 
quieren las mismas cosas, 
coleccionan las mismas estampillas.
 
Hoy, de una vez, 
conspira y cambia, 
transforma en drama
tus comedias breves.
 
De una vez, 
que me intimide tu lengua,
tortura con saña, 
con uñas y dientes, 
con círculos de fuego en cada dedo,
con brújula que lleve a nuevos mundos. 
 
De una vez, 
seduce la carne y su ponzoña,
invoca a tus demonios, 
resucita a los muertos, 
haz que griten, que lloren, que padezcan.
 
Toma todo lo que has ignorado 
y muéstralo, 
deja todo lo ya conocido 
y véndelo,
penétrame a las puertas del infierno
y deja que Hamlet atormente
hasta mi última Ofelia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario